dissabte, 3 de setembre de 2011



El  sueño de Johnny F. Kovalsky siempre fue jugar alguna vez la Super Bowl, con 25 años era el quarterback de los Hurricanes de Minessotta, nº 1 de su promoción en secundaria, delegado de classe, 95 kg de puro músculo, mirada de aguila, 95% de pases completados, 1.500 yardas por partido, 2 litros de Gatorade por quarto, 18 cajas de esparadrapo por tobillo... pero su carrera meteorica se trunco cuando cambio de Doctor fisioterapeuta y contrato a un joven Dr. Felicidad...
Ahora a sus 64 años su sueño sigue siendo jugar una superbowl, aunque con 120 kg, protesis en el codo, la cadera, los tobillos, las rodillas, 17 operaciones en las vertebras lumbares L4-L5, piedras en el riñon, presión sanguiena alta, colesterol por las nubes, gengivitis, pelusilla crónica en el ombligo, 40 dislocaciones por partido, 26 idas i venidas al WC por cuarto, 20 dioptrias por ojo, tendinitis cronica en las uñas de los pies... no lo tiene fácil, el Dr. Felicidad sigue siendo su médico y sigue administrandole dudosas substancias que hacen que Johnny F. Kovalsky pueda seguir jugando en los Young Tigers del Asilo Old tree de Minessotta,en la posición más cerebral del fútbol, la de quarterback, donde los nervios de acero y la inteligencia son básicos, aunque las perdidas de orina le jueguen alguna mala pasada...

1 comentari: